lunes, diciembre 13, 2021

Clausura ISSEA consultorio privado en Rincón de Romos; acusan usurpación de funciones de presunta médico


Personal de la Dirección de Regulación Sanitaria del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA) clausuró de manera definitiva un consultorio particular del municipio de Rincón de Romos, debido a que su dueña incurrió en los delitos de usurpación de funciones y ejercicio ilegal de la práctica médica.


El titular del área, Octavio Jiménez Macías, informó que derivado del análisis y validación del trámite de registro de profesionales de la salud por parte de la propietaria, quién no fue encontrada en los registros de la página oficial de la Dirección General de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública, el pasado 16 de agosto del presente año, mediante una visita de verificación, personal de la Dirección, aplicó la medida de suspensión de trabajos y/o servicios del establecimiento denominado Consultorio Médico M&M.


Explicó que posteriormente, la interesada entregó, mediante comparecencia, documentos que presuntamente acreditaban su profesión, tales como su cédula profesional y autorización provisional, por lo que la Autoridad Sanitaria solicitó a la Autoridad Educativa validará la documentación.


Jiménez Macías indicó que el pasado 1 de octubre de 2021, el Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA) dio respuesta a dicha petición, resultando que: “no se localizaron los registros y los documentos no fueron legalmente expedidos”.


Por lo anterior, el titular de Regulación Sanitaria del ISSEA, dijo que el 6 de octubre, se le solicitó a la supuesta profesional de la salud, el original del título de médico cirujano, para su cotejo ante las Autoridades Educativas y se le negó la liberación de la medida de seguridad tipo suspensión del establecimiento.


Continuando con el procedimiento administrativo y ante la omisión a la petición, el día 26 de octubre se emitió un segundo oficio para pedirle el original del título profesional de médico cirujano, concediéndole un plazo extraordinario de tres días hábiles.


Tras quince días de espera, la interesada del establecimiento presentó un escrito donde solicitaba el retiro de los sellos, a fin de darse de baja para que solo funcionara la farmacia adjunta al consultorio médico, alegando un futuro traspaso. 


El funcionario del ISSEA explicó que la Coordinación Jurídica de la Dirección de Regulación Sanitaria procedió a realizar la denuncia penal en contra de la responsable ante la Fiscalía General de la República (FGR), por los delitos de usurpación de funciones y ejercicio ilegal de la práctica médica, y emitiendo además una resolución definitiva tipo multa y clausura total.


Finalmente, agregó que se aseguró el mobiliario, equipo y medicamentos relacionados con la práctica médica, quedando estos bajo resguardo de la autoridad sanitaria.