domingo, mayo 16, 2021

Visita presidenta del DIF Estatal refugio para mujeres víctimas de violencia


Las mujeres que han sufrido una situación de violencia tienen derecho a iniciar una nueva historia de vida libre de agresiones, en la que se garantice su integridad física y emocional, señaló la presidenta del DIF Estatal, Yolanda Ramírez de Orozco, al término de su visita a la Casa del Medio Camino, en donde se da alojamiento temporal a mujeres víctimas de maltrato.


En el recorrido por el centro, en donde se informó que la ubicación de las instalaciones se mantiene en anonimato para salvaguardar a las beneficiarias, Ramírez de Orozco hizo un reconocimiento al equipo de trabajo por el respaldo integral que brindan a las mujeres, brindándoles las herramientas necesarias que les permitan salir adelante en un ambiente seguro.


Acompañada de la directora del DIF Estatal, Karla Esparza Lazalde y de la titular del Instituto Aguascalentense de las Mujeres, Edna Guadalupe García Armería, Ramírez de Orozco conoció las distintas áreas de atención de la casa, en la cual pueden permanecer oficialmente las usuarias de uno a 15 días,  o bien, ampliar el plazo según el caso, donde se les proporciona de manera gratuita hospedaje, alimentación, ropa, productos de higiene personal, entre otros.


Las usuarias que llegan a la Casa del Medio Camino son canalizadas por el Centro de Atención y Prevención Integral a la Violencia hacia las Mujeres, por el Instituto Aguascalentense de las Mujeres a nivel estatal y municipal, el Centro de Justicia para las Mujeres, asociaciones civiles de atención a la mujer, o bien, por parte de la Secretaría de Seguridad Pública.


Durante el lapso que permanecen en este centro, se les ayuda a que tengan un plan de acción en donde el objetivo principal es que corten lazos con el agresor, por lo que se buscan redes de apoyo familiar y en el caso de que no cuenten con este soporte, se realiza un trabajo de vinculación con otras dependencias para que puedan ser independientes económicamente. 


Asimismo, se trabaja en la sensibilización de los ciclos de violencia, a fin de que las mujeres tomen conciencia de que merecen y pueden iniciar con un  estilo de vida, ya que la violencia no es normal.