lunes, mayo 17, 2021

Van 6 feminicidios en Aguascalientes durante 2021; urge trabajar en temas de prevención: OVSGA


Por María Miranda Franco


Este domingo en Aguascalientes se registró un nuevo feminicidio, Rosalba García de 41 años fue asesinada a golpes supuestamente por su esposo. Rosalba es víctima del sexto feminicidio en lo que va del año en esta entidad.


Al respecto, Violeta Sabás Díaz de León, coordinadora del Observatorio de Violencia Social y de Género (OVSGA), indicó que aún no han tenido acercamiento con los familiares de la víctima, sin embargo, creen urgente que se trabaje institucionalmente para prevenir este tipo de violencia.


“Urge que haya una coordinación institucional, que exista más presupuesto para los programas de prevención, que haya más capacitación para poder atender casos de violencia; es lamentable lo que está sucediendo”.


Sostuvo, que si bien, la Fiscalía General del Estado en los últimos casos de feminicidio ha actuado rápido en encontrar al culpable, no ha sido en todos los casos.


“En los últimos casos de feminicidios, las autoridades sí han actuado rápido, lo que evidentemente suma al acceso a la justicia, pero tenemos casos de feminicidios que llevan años y que no lleva ni una línea de investigación que lleve a los probables responsables”.


Finalmente, la activista reconoció que, aunque hay seis casos de feminicidio registrados de enero a mayo en Aguascalientes oficialmente, es necesario que las autoridades investiguen bajo el protocolo de feminicidio los suicidios en mujeres.


“Desde el Observatorio (OVSGA) siempre hemos insistido en que los suicidios o aparentes suicidios se vean también con una óptica de perspectiva de género para justo descartar que no existe un feminicidio, porque son como muy constantes la manera como son localizadas las víctimas y en este caso, las mujeres que supuestamente deciden suicidarse siempre es por sus parejas sentimentales, en condiciones extrañas o que deciden usar métodos siempre de ahorcamiento. Son seis de manera oficial, pero urge una política con perspectiva de género y que esté más enfocada hacia la prevención de la violencia feminicida y no en la atención cuando ya lamentablemente la víctima ya fue asesinada, la realidad es que hay un nulo proceso de justicia para las víctimas”.