lunes, mayo 10, 2021

Siguen buscando a sus hijos; este 10 de mayo no hay nada qué festejar


Por María Miranda Franco


Este 10 de mayo para muchas madres es un día de festejo y de gozo, pero también hay muchas de ellas que siguen en búsqueda incansable para encontrar a sus hijos.


Violeta Sabás Díaz de León, coordinadora del Observatorio de Violencia Social y de Género (OVSGA), señaló que actualmente se lleva el acompañamiento de 15 procesos, siendo en 12 de ellos las madres quienes están al frente de las investigaciones.


 La activista indicó que este fenómeno no solo se da en la entidad, sino en todo el país, por lo que la situación de las madres de hijos desaparecidos continúa siendo complicada y en muchos de los casos por falta de apoyo de las propias autoridades.


“Es una constante a nivel nacional, tenemos mucho contacto con otros colectivos a nivel nacional, con cinco colectivos de búsqueda en Jalisco, Michoacán, Veracruz, Sinaloa que son con quienes principalmente estamos en contacto para acciones de búsqueda, otros actos y en su gran mayoría son madres quienes están buscando”.


Agregó que “incluso en casos de personas que ya fueron localizadas lamentablemente sin vida, quienes estuvieron siempre en la búsqueda fueron las madres, entonces sí es muy interesante y más ahora nombrarlo el 10 de mayo, que en todos estos procesos de violencia siempre tiene un componente de género, es decir siempre van a ser las mujeres quienes están, ya sea en la búsqueda de familiares o por sus hijos e hijas asesinadas”.


Violeta Sabás recordó la lamentable situación de la desaparición de Miguel Valerio a quien desde hace un año su mamá emprendió una búsqueda desde Torreón a esta entidad, pues aquí vivía desde hace años su hijo.


“Tuvimos un caso reciente, la mamá era de otro estado (Coahuila), pero le hicimos un llamado muy fuerte a las autoridades porque es una madre que denuncia la desaparición de su hijo, que se llamaba Miguel Valerio, y ella lo denuncia el año pasado en mayo; Miguel estuvo desaparecido desde marzo pero lo localizaron sin vida a las dos semanas de su desaparición y cuando ella lo denuncia Miguel ya se encontraba en el Servicio Médico Forense en la Fiscalía del Estado y pasó un año hasta que la Fiscalía se diera cuenta que se trataba de la misma persona”.


Finalmente, reiteró que “la situación para las madres no mejora y con autoridades así lo único que genera es incertidumbre e incluso en estos casos que no saben si sus hijos pudieran haber estado en servicios médicos y pudieron haberlos cremado o inhumado; sí es muy complicada la situación para las madres que están en búsqueda de sus hijos desaparecidos”.