viernes, mayo 21, 2021

Francisco y Jesús celebraron su matrimonio en Aguascalientes de manera pública y sin necesidad de un amparo


Por María Miranda Franco


La tarde de este jueves, Francisco y Jesús unieron sus vidas en un matrimonio civil, evento que fue público y apoyado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).


Posterior a su enlace matrimonial, en entrevista, Jesús señaló que, si bien ha avanzado el tema de derechos humanos en Aguascalientes, no ha sido lo suficiente y, en su caso, ni siquiera se ha informado que en esta entidad ya no se necesita el amparo para que parejas del mismo sexo puedan celebrar un matrimonio civil.


“No sabíamos que no se necesitaba amparo, íbamos con miedo de ver si nos aceptaban los papeles. Nosotros como gays pasamos por mucha lucha interna, primero la aceptación como persona, luego familiar. Conocemos casos en donde están viviendo en pareja y se muere uno y viene la familia del fallecido y lo deja en la calle, así de fácil, lo que hayan hecho juntos así de fácil los dejan sin nada, ese es un beneficio muy importante por lo cual nos decidimos, pues ya ocho años estamos teniendo un patrimonio familiar. También los seguros de vida, como yo lo pongo a él como beneficiario, pero como legalmente no era mi cónyuge entonces el gobierno te quita el 30 por ciento del seguro de vida”.


Mientras que Francisco consideró que no se necesita aceptación por parte de la sociedad, porque lo único que están pidiendo son sus derechos, de los que cualquier mexicano puede gozar.


Finalmente, declaró que al hacer público su enlace matrimonial por la vía civil, no es darle un mensaje a aquellas personas que están en contra de su ideología, sino a aquellas parejas que están luchando por sus derechos.


“El mensaje no va para ellos, va para los que tenemos que luchar para ellos, pues ellos van a seguir con su ideología y nadie los hará cambiar, simplemente no les vamos a rogar ni les vamos a quitar un pedazo de su pan, vamos y estamos pidiendo nuestros derechos; no vamos a mendigar una limosna”.