lunes, mayo 17, 2021

Bolsa económica con asesoría para emprender un negocio propone Emanuelle Sánchez Nájera

 


Por María Miranda Franco


Una de las propuestas del candidato local al distrito XVI por la coalición PAN-PRD, Emanuelle Sánchez Nájera, es dar a los emprendedores además de apoyo económico, las herramientas que hagan que su proyecto avance.


“Mi idea es generar una bolsa económica que no solo permita dar algún microcrédito, que eso aparentemente ya se hace aunque no con mucha eficiencia, que además vaya acompañado de una cuestión profesional que te ayude a potencializarte. Que se aprovechen las delegaciones, los centros Crecer, todas las instalaciones de gobierno que ya existen para que puedas recibir asesoría contable, fiscal, de mercadotecnia, diseño, para que tu inversión encuentre algo más que solo una tierra infértil; eso genera una amplia expectativa, porque de verdad hay mucha gente que además es inventiva, que hace cosas y como no tiene manera de mostrarla al mundo, no la desarrolla”.


Sostuvo que el distrito XVI es una zona de gente trabajadora y emprendedora por lo que es necesario impulsarla.


“Lo que yo considero es que es un distrito muy chambeador, muy trabajador que está acostumbrado a salir adelante; la base laboral del estado radica en esa zona de la capital, hay muchas personas que hacen lo que yo veía hacer a mi mamá, ella se levantaba a las 5 de la mañana para adelantar la comida, el quehacer de la casa, para levantarnos, llevarnos a la escuela e irse a trabajar y después vendía afuera de la casa”.


Finalmente, el perredista durante entrevista en Metropolitano Podcast, lamentó que los abanderados de otros partidos solo estén buscando posicionar la marca y no dar a conocer las propuestas que llevarán a cabo en el Congreso del Estado en caso de resultar ganadores.


“Voy bien, muy bien; me he encontrado y lo digo con respeto a los compañeros, con que no traen una propuesta, se está generando por parte del resto como una idea de posicionamiento. De hecho, hemos podido ver volantes de personas que simplemente entregan con el rostro y nombre, pero que no traen ninguna otra idea, creo que eso ya de por sí es difícil llegar a una casa, una muy buena parte de la población está tremendamente decepcionada, cansada, te reciben con hartazgo, afortunadamente el aguascalentense es muy educado y aunque no comulguen contigo, te escuchan, pero es fácil percibir cuando están cansados”.