domingo, marzo 07, 2021

El emotivo mensaje de Luis Gerardo Méndez a su padre, el médico hidrocálido Luis Gerardo Hernández quien falleció de Covid

 







Esto fue lo escribió el actor tras la muerte de su padre:



El alma de la fiesta. El último en irse.

Mi juez más duro, mi alma dulce.

El mejor contador de historias.

A veces exageraba un poco, siempre con fines dramáticos.

ExaGerardo Hernández.

Potro desbocado al que no se le podía decir que hacer. Ni en sus últimos días.

Enamorado de la vida y la belleza, del mar y del picante.

Le ponía chile hasta a la pasta.

Nos causó muchos dolores de cabeza.

También nos provocó las carcajadas más fuertes.

Personaje inolvidable.

Me dio la vida, un par de heridas, un motor y me enseñó a derribar puertas.

A buscar la justicia. Y el mejor restaurante.

Médico incansable.

Rotario, Marista y vago.

Hematólogo de tiempo completo.

Gracias por las memorias de unidades de sangre en el refrigerador y plasmas bajo los hielos.

Gracias por enseñarnos los lugares más bonitos a pesar de las limitaciones.

Por nadar conmigo y por nuestros silencios.

Nos decíamos tanto con tan poco.

Siempre Hernández. Lo último que nos dijo a mi y a mi hermano fue:

“Ese doctor te está cobrando muy cara la medicina, que no te haga pendejo.”

El mejor para los madrazos, siempre en defensa propia. Crecer con él me hizo un pacifista.

Se lo llevó el jodido bicho.

Se contagió haciendo su trabajo.

65, diabetes, hipertensión y todas las otras.

¿Qué chingados hacías dando consultas?

¿Por qué carajos no te pusieron la vacuna si era febrero?

Diré tan solo que las negligencias son muchas, en todos los niveles.

Y que la desinformación de los de arriba llega a todos los rincones.

Ya hablaremos de eso otro día.

Hoy te celebramos a ti. Tu vida, tus historias, tus risas.

Me quedo con tu felicidad en el Valle de Guadalupe, con las risas que le sacabas a mi mamá, con tu cuerpo meciéndose en las olas junto a mis hermanos y con esa vez, en nuestro improvisado karaoke en la playa, que cantaste “A mi manera” sin pegarle a una nota, pero con más sentimiento que Sinatra en su mejor noche.

Gracias papá por darme alas y por brillar siempre. Tú eres la estrella.

Vuela alto.


Silencio y paz.


Gratitud eterna a todo el personal de salud, sobre todo a lxs que se murieron en la raya.


Un abrazo enorme a todxs lxs que han perdido a alguien en esta pesadilla.

Amanece pronto.