miércoles, marzo 02, 2022

Ambientalistas exponen maltrato, robo y desapariciones de animales en el parque Rodolfo Landeros


Por: María Miranda Franco


Movimiento Ambiental, Fortaleza Animal, Mundo Siempre Vivo, Animalnaturalis, Prensa Animalista Mexicana y un Millón de Esperanzas, son algunas de las asociaciones locales, nacionales e internacionales que se han unido en defensa de los animales del parque Rodolfo Landeros, en Aguascalientes.


“Buscamos exponer el maltrato que sufren los animales en cautiverio y exhibición, y que se encuentran en el parque Rodolfo Landeros; y la falta de respuesta que hemos tenido en casi dos años de las autoridades a las que les corresponde mejorar las condiciones de estos animales”, señaló la activista Socorro Ramírez.


Este movimiento lo inició la médica veterinaria Leticia Romo, quien al asistir al zoológico de este parque se dio cuenta de las pésimas condiciones en que se encuentran los animales, los cuales son alrededor de 500.


Aunado a las pésimas condiciones en que tienen a las diferentes especies, informó que hay muertes y desaparición inexplicable de algunas de ellas; incluso, dijo, ella ha sido testigo del robo de dos guacamayos y dos loros cabeza amarilla.


Estos activistas han solicitado información por medio de transparencia, sin embargo, la respuesta además de que ha sido tardada no es la que solicitan. El 17 de diciembre de 2021 entregaron un oficio al gobernador Martín Orozco Sandoval, a la PROFEPA y SEMARNAT, entre otras instancias, a lo que su respuesta de la oficina de Gobierno del Estado, por medio de otro oficio, fue “todos los ejemplares están en óptimas condiciones”.


Cabe informar que la también escritora Leticia Romo, presentó un libro, titulado “Jaulérica Vida” en el que habla sobre la vida de estos animales en cautiverio que residen en el parque Rodolfo Landeros.


Finalmente, los activistas presentes coincidieron en que esta situación no solo se presenta en este parque, pues también los distintos animales que se encuentran en los parques de La Pona e Hidalgo sufren estas mismas condiciones, sin que alguna autoridad haga algo al respecto o deje hacerlo a las asociaciones ambientalistas.