lunes, septiembre 20, 2021

Proespa redobla la vigilancia en el relleno sanitario de San Nicolás


De un mes a la fecha, la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (PROESPA), ha intensificado los operativos de vigilancia en el Relleno Sanitario de San Nicolás, a fin de garantizar el manejo correcto de los residuos que se disponen en este sitio, sin que hasta el momento se hayan detectado anomalías de gravedad que ameriten sanciones, a decir de Héctor Anaya Pérez, titular del organismo.


“Cuando su servidor llega a la Procuraduría di la indicación a mis colaboradores de que los sitios de disposición final de residuos sólidos urbanos deben de ser prioridad, no podemos intervenir cuando el impacto negativo al ambiente es mayor, la procuraduría debe de estar muy al pendiente de que la operación sea correcta”.


Explicó cuáles son los criterios que se consideran para corroborar el cumplimiento de la normatividad ambiental, tanto en éste como en otros centros de disposición de la iniciativa privada.


“Que la compactación de los residuos sea de al menos 700 kilogramos por metro cúbico, que la cobertura de los residuos sea cada 24 horas, esto con el objetivo de evitar que se dispersen partículas contaminantes y que tengan un control de lixiviados, de gases de efecto invernadero como el metano”.