viernes, junio 18, 2021

Fraternidad Incluyente: profesar la fe desde la comunidad LGBTQ+


Por María Miranda Franco


Hace dos años la Fraternidad de Iglesias de la Comunidad Metropolitana cumplió 50 años, esta asociación religiosa inició en Estados Unidos teniendo como objetivo acercar la fe a personas de la comunidad LGBT. A México llegó en los años ochenta y se expandió en varios estados; actualmente, la célula más importante se encuentra en Monterrey con ‘Casa de Luz’, misma que es un referente a nivel nacional.


Fraternidad Incluyente se encuentra en Aguascalientes desde hace menos de tres años y, aunque es una asociación religiosa con todos los permisos legales, joven y con pocos feligreses, la necesidad de la comunidad LGBTQ+ de acercarse a la fe, pero a un Dios que no castigue por no estar dentro de los cánones religiosos, ha hecho que vaya en crecimiento; esto lo señaló Paul Ortiz, líder pastoral de Fraternidad Incluyente Aguascalientes.


“Surge por la necesidad de tener un espacio para la comunidad LGBTQ+ y poder profesar una fe sin prejuicios y sin acusaciones. Es una pequeña esperanza".


No solo los jóvenes se han acercado a esta asociación religiosa a profesar su fe, también muchos adultos mayores que, por temor, no se han declarado abiertamente homosexuales.


“Se han acercado muchos adultos mayores que toda la vida han vivido dentro del clóset y pensando que hay un Dios que les recrimina o que les juzga o condena y realmente cuando ven que hay un Dios que los creó y no les condena, se acercan”.


En Aguascalientes hay 110 asociaciones o movimientos religiosos, uno de ellos, el más importante en una sociedad conservadora, es el Frente Nacional por la Familia. Su líder, Carlos García Villanueva, manifestó desconocer esta asociación, además de sostener que la esencia de la familia es la reproducción, por lo que una unión entre personas del mismo sexo no cumple con este requisito indispensable, desde su perspectiva.


“La esencia de la familia es el hombre y la mujer, porque en ellos está la reproducción natural que sustituye a las generaciones, y entre dos personas del mismo sexo no existe esa posibilidad y por supuesto si esto se multiplica, lo que pasará es algo que estamos viendo en otra sociedad como España que está reduciendo terriblemente su sociedad y se está llenando de africanos, orientales, porque ya no hay jóvenes que hagan el trabajo”.


En esta entidad ya se pueden unir en matrimonio civil personas del mismo sexo sin necesidad de un amparo, sin embargo, no se puede acudir a la iglesia católica a celebrarlo. Esto es un hueco para muchas personas que profesan la fe no solo católica, también de otras religiones y es por ello que Fraternidad Incluyente Aguascalientes llegó a cubrir ese espacio.


En lo que va del año se tiene un registro de siete ceremonias de la comunidad LGBTQ+ y tres de parejas heterosexuales, sin costo alguno, comentó Paul Ortiz, quien a nivel nacional es el encargado de llevar la espiritualidad entre la comunidad transgénero y las personas sin género.


“No tiene costo, muchas veces hemos recibido mensajes donde dicen que hemos puesto un negocio, porque las instituciones religiosas te cobran por todo y nosotros los que somos líderes pastorales dentro de la nominación, somos personas con profesión que estamos trabajando para mantenernos, a nosotros no nos mantienen los feligreses; nosotros no pedimos un diezmo o una cuota, realmente lo hacemos como tiene que ser, un servicio directamente al prójimo”.


Para Efraín Muro, miembro de la comunidad LGBTQ+, activista y coordinador de CAVA, la llegada de esta asociación a Aguascalientes significó mucho para ellos, sobre todo para los que profesan una religión.


“La verdad es que ha tenido muy buena aceptación, yo he estado en contacto con ellos y pues han realizado bastantes ceremonias, bautizos de personas trans, matrimonios y de verdad significó como la tan anhelada apertura a ese Dios que está lleno de amor y de bondad, que nos habla de un Dios que te ama sea como sea”.


Actualmente, Fraternidad Incluyente Aguascalientes no cuenta con una sede oficial, pero las ceremonias se llevan a cabo en las instalaciones de la asociación CAVA.