sábado, abril 10, 2021

Socio de Elon Musk afirma que podría crear un Jurassic Park si quisieran


Jurassic Park, el parque temático lleno de dinosaurios creados a través de ingeniería genética que Michael Crichton imaginó en su novela de 1990, está cada vez más cerca de hacerse real. Max Hodak, socio de Elon Musk en la empresa Neuralink, ha asegurado que disponen de la tecnología necesaria para recrear el parque que Steven Spielberg llevó a la gran pantalla en la mítica película de 1993.


"Probablemente podríamos construir Jurassic Park si quisiéramos. No serían dinosaurios genéticamente auténticos, pero tal vez con 15 años de reproducción e ingeniería podríamos obtener especies novedosas superexóticas", tuiteó el empresario.


El objetivo a largo plazo de Neuralink es la mejora de la especie humana con un dispositivo que Musk ha bautizado como "cordón neural", "una capa digital; una especie de tercera capa por encima de la corteza del cerebro" cuyo objetivo es reforzar las capacidades humanas centrándose en la producción de conocimiento.


No es la primera vez que se plantea la posibilidad de recrear Jurassic Park en el mundo real. En su página web, el Museo de Historia Natural analiza si esto sería posible, pero la doctora Susie Maidment llegó a la conclusión de que sería prácticamente imposible recuperar material genético de los dinosaurios.


"Tenemos mosquitos y moscas que picaban de la época de los dinosaurios y se conservan en ámbar. Pero cuando el ámbar conserva las cosas, tiende a conservar la parte externa, no los tejidos blandos, así que no se conserva sangre dentro de los mosquitos en ámbar", aclaró.


Aunque por el momento no parece que haya planes para construir Jurassic Park, los fans podrán seguir disfrutando de la saga cinematográfica Jurassic World. La próxima entrega de la saga, titulada Dominion y dirigida por Colin Trevorrow, llegará a los cines el 10 de junio de 2022. La cinta volverá a contar con Chris Pratt y Bryce Dallas Howard como protagonistas y con el regreso de Laura Dern, Jeff Goldblum y Sam Neill, las tres estrellas de la película original.


Fuente: Excélsior