miércoles, marzo 10, 2021

80% de estudiantes en Aguascalientes sufren cansancio o angustia por clases en línea


Por María Miranda Franco


Según los resultados del diagnóstico del modelo pedagógico “Aprende en Casa”, realizado por el Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE) Región Centro, el 80 por ciento de madres y padres de Aguascalientes consideran que los estudiantes están menos motivados a estudiar en casa.


Por lo que los estudiantes han experimentado a casi un año de clases en línea, cansancio, angustia por el trabajo, ansiedad, estrés, entre otros, además de que estas emociones no solo han sido presentadas en ellos, también lo han experimentado los padres de familia o tutores.


Además, el 54 por ciento de los encuestados piensan que los estudiantes aprenden menos bajo esta modalidad a distancia.


Otro dato que arrojó esta encuesta realizada a 195 papás y mamás de estudiantes es que precisamente son las madres de familia las que dan mayor tiempo de apoyo a sus hijos en sus estudios.


Los jóvenes dedican un tiempo promedio de cuatro horas diarias a su educación y la asignatura con mayor dificultad es el pensamiento matemático.


Otro de los datos de esta encuesta es que el 71 por ciento de los hogares no cuenta con las herramientas pedagógicas para la educación en línea, aunado a que el 54 por ciento no cuenta con la tecnología adecuada.  


En cuanto al internet, solo el 56 por ciento afirmó contar con acceso a la red desde su casa, pero solo el 22 por ciento dijo contar con una computadora, ya sea propia o compartida.


Finalmente, las investigadoras realizadoras de este diagnóstico, Yahaira Rodríguez y Yadira Peralta realizaron algunas sugerencias para la continuidad de las clases en línea, como el acotar contenidos curriculares y profundizar en temas clave; fortalecer la orientación sobre el uso de recursos y herramientas de la estrategia ‘Aprende en Casa’, seguir impulsando acciones para que se fortalezca el acceso a la tecnología, como el programa #QueNadieSeVaya, con el objetivo de aminorar las disparidades de acceso al internet y con ello a la educación.