jueves, diciembre 03, 2020

¿Dónde usar cubrebocas? OMS actualiza su guía


La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció nuevas recomendaciones sobre el uso del cubrebocas para protegerse durante la pandemia por el Covid-19, en las que aconseja dónde usar, es decir, ampliar su uso en espacios cerrados y lugares con una ventilación deficiente. 


La nueva guía de la OMS, para las personas que se encuentren en zonas de transmisión comunitaria, indica dónde usar cubrebocas: 


Al interior de lugares cerrados (centros laborales y escuelas)

Al interior de lugares cerrados si estos no cuentan con buena ventilación (restaurantes, bares, cantinas)

Al interior de lugares donde no se pueda mantener distancia de al menos un metro (el Metro)

Mientras que en lugares públicos abiertos al aire libre y en caso de no poder guardar una distancia de al menos un metro, la OMS conserva su recomendación de utilizar cubrebocas de tela o de tres capas.


¿Qué dice la OMS sobre cubrebocas con válvula?

La OMS aprovechó para desaconsejar el uso de cubrebocas con válvulas de exhalación, utilizadas comúnmente por trabajadores de la construcción.


“El peligro es que si llevas una mascarilla con válvula y estás infectado puedes estar expulsando aerosoles infectados. En otras palabras, anula el propósito de llevar una mascarilla. No es peligroso para ti, pero simplemente anula el propósito”


Uso de cubrebocas en el hogar

La OMS recomienda el uso del cubrebocas en caso de visita y que no se cuenta con una ventilación adecuada independientemente de si se puede guardar la distancia de al menos un metro.


Uso de cubrebocas durante el ejercicio

La OMS alerta sobre la utilización del cubrebocas mientras se realiza una actividad física intensa puesto que reducen la capacidad de respirar cómodamente. El distanciamiento social y una ventilación adecuada es primordial. Asimismo, la limpieza y desinfección de las superficies de alto contacto.


Otras recomendaciones

El documento de la OMS desaconseja el uso de cubrebocas para el caso de los niños menores a cinco años. En tanto que para los que tengan entre 6 y 11 años sólo deben utilizarlo los que se encuentren en una situación de riesgo. Para los que tengan más de 12 años, la recomendación es seguir las mismas medidas que los adultos.


Otras medidas de prevención y control de infecciones además del cubrebocas, incluyen el lavado y desinfección de manos, el evitar tocarse la cara, cubrirse al toser o estornudar, la ventilación adecuada en ambientes interiores, así como la realización de pruebas, rastreo de contactos, cuarentena y aislamiento. 


Fuente: SDP